Escaparates desde París

En todas las listas de los lugares más aconsejados para ver en París, aparece una calle, la emblemática Rue Saint Honoré. Y no porque en el No 55 viva el presidente de la República, sino por presencia de casi todas las grandes marcas del mundo de la moda, lo que la hace imprescindible para conectar con lo que se cuece en tendencias.

Tendencias de color, de luz, de líneas, de armonías de decoración. Porque la primera mirada es la que te atrapa desde la calle, como llamadas a los ojos desde los escaparates.

 

Escaparate en la Rue Saint Honoré

 

No es de extrañar que en esta calle se encuentren las oficinas de la edición francesa de Vogue.
Hoy queríamos compartir ideas sobre los diseños expuestos hace apenas un par de semanas en La Rue Saint Honoré y en algunos escaparates insignias de la capital francesa.

De la cámara de nuestra coolhunter V. Moncayo directo a loop-d Estudio. Qué se ve, qué no se ve, qué se siente?

Qué sugieren, qué nos llama.

 

 

Hay siempre un sentido, una paleta de colores de la que se parte para la exposición en un escaparate, que guía la armonía de lo que se ve.

 

 

Detalle escaparate Galerías Vero-dodat

 

Una declaración de intenciones detrás de los objetos, en su diseño, una filosofía en los ángulos los tonos y las líneas que nos lleva a lo que no se ve. Elegancia y elementos clásicos del art nouveau.

 

 

 

Mezclas de colores en tonos tranquilos, pero alegres. Tendencias de trópico sugerente.

 

 

 

Algo de mar de Europa, de costas mediterráneas e historias encantadas.
Y siempre una idea, un sentido, una línea que une a los conceptos: el color
 
 
 
 
Los colores guían la armonía en todas las facetas del diseño y en el caso del escaparatismo debe resumir en un breve espacio todas las intenciones que se desean transmitir.
 
 
 
 
Que nos haga detenernos, entrar en ese mundo íntimo del creador , deleitarnos y llevarnos siempre algo, percepciones, sensaciones, complicidad, de esas cosas que no se compran, que se sienten y nos hace despegar nuevas ideas.